Siglo XX

Principal Hasta el Renacimiento Siglos XVII-XVIII Siglo XIX Siglo XX Conclusión

 

 

 

Comienzos del siglo XX

 Hasta la segunda Guerra Mundial más de 80 artistas abordarán al menos una vez el tema de “Las Dos Amigas”, término puesto de moda por el poeta Verlaine en el XIX...

En el balcón las amigas miraban ambas como huían las golondrinas

Una pálida sus cabellos negros como el azabache, la otra rubia

Y sonrosada, su vestido ligero, pálido de desgastado amarillo

Vagamente serpenteaban las nubes en el cielo

Y todos los días, ambas con languideces de asfódelos

Mientras que al cielo se le ensamblaba la luna suave y redonda

Saboreaban a grandes bocanadas la emoción profunda

De la tarde y la felicidad triste de los corazones fieles

Tales sus acuciantes brazos, húmedos, sus talles flexibles

Extraña pareja que arranca la piedad de otras parejas

De tal modo en el balcón soñaban las jóvenes mujeres

Tras ellas al fondo de la habitación rica y sombría

Enfática como un trono de melodramas

Y llena de perfumes la cama vencida se abría entre las sombras

 

El hecho de que las mujeres quieran salir del espacio privado provoca una crisis de los modelos sexuales culturales de una amplitud sin precedentes.

“Pues si, como dice, Bonnet,  la dominación de las mujeres reposa sobre el simbolismo de la desigualdad de sexos que atribuye a cada sexo un género y a cada género un rol en la sociedad, su emancipación desencadena irremediablemente el estallido de este simbolismo. Es la imagen femenina la que se fisura en la identidad entre el sexo y el género, imagen instituida por el patriarcado del siglo XIX”. (pág. 173)

Las Amigas  aparecerán no sólo como objeto de deseo sino como sujetos de su emancipación sexual y simbólica. Y se convertirá en un tema recurrente que será plasmado por las pintoras y pintores desde las diferentes corrientes artísticas como el expresionismo, cubismo, surrealismo y la Escuela de París.

Pierre Bonnard se sirvió de este motivo para ilustrar una edición de Ambroise Vollard en 1900

Picasso a pesar de su prolífica obra pictórica, sólo dedicará cuatro o cinco cuadros al tema de Las dos amigas y todas pertenecientes a su juventud, concretamente a su etapa del período azul.

 

2AmigasPicasso.jpg (44078 bytes)

Las dos amigas, 1904

picasso.jpg (71798 bytes)

Las dos amigas, 1904 

8-1Picasso1922.jpg (103865 bytes)

Dos mujeres corriendo por la playa, 1922

 

8Picasso1920.jpg (46032 bytes)

Dos mujeres desnudas , 1920

 

Albert Marquet nos muestra unos cuerpos sin ternura, carentes de emoción y erotismo, con una estética un tanto andrógina como de mujeres que se “sienten” hombres tal como las describía la psiquiatría.

Las dos amigas, 1912

 

André Lhote también abordó el tema de las dos amigas y su estilo, tanto en la disposición de las figuras femeninas como en la voluptuosidad y en los volúmenes de los cuerpos influyó en Tamara de Lempicka. 

Como queda ilustrado en su dibujo Las durmientes y en sus pinturas La Playa y Las dos amigas.

Las durmientes, 1921

La playa, 1922

 

Las dos amigas, 1925

 

La morena y la rubia, 1941-42

Picabia, mayoritariamente trata a las dos amigas de una forma que  podemos considerar vulgar y mediocre. Fundamentalmente realizaba copias de fotografías de revistas eróticas de su época.

 

Mujeres en las amapolas , 1941-42

El tratamiento del tema de las dos amigas que efectúa Gustav Klimt no aporta elementos nuevos que no hubiesen sido tratados antes por artistas como Courbet o Toulouse-Lautrec, salvo una mayor  abstracción propia del movimiento simbolista y esa afluencia de elementos decorativos característica del modernismo Así los cabellos de las mujeres se entrelazan con las algas marinas y las florecillas acentuando la sensualidad de sus bellos y estilizados cuerpos .  Klimt representa las escenas lésbicas como una fantasía propia de y para  los hombres.

En su cuadro Las Amigas, las dos mujeres se ubican en primer plano, dirigiendo sus sensuales miradas hacia el espectador, una vestida con una amplia túnica roja -el famoso vestido reforma que intentó liberalizar a las damas vienesas eliminando corsés y elementos opresores- y otra sensualmente desnuda.

7Amigas-Klimt.jpg (97265 bytes)

Las amigas, 1916-17

(7-2)Amigas abrazadas-Klimt.jpg (23023 bytes)

Amigas abrazadas, 1905-06

Dos mujeres desnudas, 1905-1906

(7-3)Agua en movimiento-Klimt.jpg (37598 bytes)

Agua en movimiento, 1898

(7-3)Serpientes-Klimt.jpg (109235 bytes)

Serpientes acuáticas II, 1904-1907

 

Egon Schiele, de nacionalidad austriaca, vivió en un momento en que los artistas alemanes y austriacos toman el tema de la pareja de mujeres impulsados por el movimiento de emancipación homosexual más organizado de Europa.

Se enfrentó  a todos los tabúes de su tiempo y fue considerado, junto con Gustav Klimt, un maestro del erotismo aunque también como  un pornógrafo y perseguido por su arte de sexo explícito, por lo cual sufrió cárcel.

Exponente de la corriente expresionista, cuestiona la ideología de la separación del alma y del cuerpo, de lo femenino y lo masculino y vuelve a dar relevancia al lenguaje de la emoción, en su caso, emoción corporal.

El lesbianismo no será en él una perversión, sino la expresión  del poder de Eros que abraza a todo el mundo.

 

Mujeres entrelazadas, 1914

Dos muchachas (pareja amorosa),1914

Dos amigas tiernamente, 1913

Dos muchachas o pareja de amantes, 1911

Dos muchachas abrazándose, 1915

Tamara de Lempicka  nació en 1898 en Polonia aunque se exilió a París. Tuvo una personalidad fuerte y original como otras mujeres eslavas de su época, sin embargo se diferenció de ellas por el hecho de que ella era la creadora y nunca soportó vivir a la sombra de ninguna persona y menos de un artista como era habitual entre las vanguardias.

La importancia de su obra radica en que por primera vez una pareja de mujeres se muestra en la Ciudad, es decir, integrada en el espacio público, coto privado de los hombres y no solamente como lo había sido hasta entonces, asociada a los placeres de la alcoba, al harén, la mitología o la naturaleza.

Pero como dice Bonnet “ella no innova sólo en este dominio. Detrás de las mujeres se erigen los inmuebles modernos de estilo cubista que contrastan curiosamente con la plenitud sensual que emana de las dos mujeres (....) contraste entre la ciudad cubista de ángulos agudos y líneas rotas, y los cuerpos de las mujeres con sus curvas y volúmenes”. (pág. 199) 

Será una de las artistas que mejor encarne la mujer de los años 30.

Dos amigas, 1923

Las dos amigas, 1923

La primavera, 1929-30

Las chicas, 1928

Turbante verde, 1925

las jovenes, 1927

 

 

 

Copyright © 2003 Ciudad de Mujeres                                                                                            Para información sobre Ciudad de Mujeres : info@ciudaddemujeres.com

Última modificación: 05 de junio de 2008                                                                                   Para comentarnos algo sobre la web: webmistress@ciudaddemujeres.com

                                                                                                                                                                                                               Apartado de Correos 977 - 02080 Albacete

 

Esta Web esta optimizada para visualizarse a una resolución grafica de 1024 x 768